Apoyo de varios colegios de médicos y farmacéuticos.

La presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, Dña. Juliana Fariña ha venido mantenidando una postura estrictamente científica e imparcial y se ha mostrado crítica con la asombrosa actitud de nuestro Ministerio de Sanidad, relamando la presunción de inocencia para los imputados y para el producto, al que jamás le han permitido demostrar su eficacia, y no por falta de interés del fabricante, que recurrió al extranjero para realizar tales estudios.

Recientemente, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Córdoba ha apoyado la comercialización de Bio-Bac como complemento alimenticio. Se da la circunstancia de que es precisamente en Córdoba en donde más casuística existe y mejor conocen lo que durante años se conoció como la "autovacuna del Dr. Chacón" y que a tantas personas ayudó en esta ciudad andaluza. Puede usted ver la referencia a esta noticia en la versión digital del diario "El Día de Córdoba".

Apoyo de los partidos políticos.

Partidos políticos como Izquierda Unida, PSOE, Bloque Nacionalista Gallego o Los Verdes han apoyado recientemente nuestra lucha y nuestras reivindicaciones. Mientras, la autoridades se parapetan en la excusa del proceso legal existente que ellos mismos iniciaron olvidándose, ya, de cualquier argumentación de tipo técnica o cualquier acusación de contaminación, a las que han venido recurriendo reiteradamente.

Esperanza Aguirre apoyó a la Asociación de Consumidores de BioBac durante su encierro en la iglesia de Nuestra Señora de las Maravillas aquí.

El Grupo Parlamentario Federal de Izquierda Unida acaba de presentar (el 29 de Abril) una proposición no de Ley en la que se solicita que se libere de inmediato el producto para que pueda ser consumido por los pacientes que se vieron privados del mismo tras las actuaciones del Ministerio de Sanidad.

La proposición no de Ley dice textualmente:
"El Congreso de los Diputados Insta al Ministerio de Sanidad y Consumo a liberar todas las unidades incautadas del Bio-Bac para distribuirlas, bajo el control sanitario de ese Ministerio y como producto con uso compasivo, entre los pacientes que ya lo estaban tomando antes de su retirada".

El 6 de Mayo del 2003, el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso presentó una proposición no de Ley en la que se pide al Gobierno para que solucione de inmediato la situación dramática que está atravesando tanta gente y solicita se estudien alternativas que agilicen los trámites para su comercialización.

Esta proposición no de Ley dice textualmente:
"...el Grupo Parlamentario Socialista insta al Gobierno a: Iniciar con urgencia los estudios pertinentes para valorar la vieabilidad de que el producto Bio-Bac sea considerado como complemento alimenticio u otra opción similar (alimento dietético par usos médicos especiales, etc.) que permita a los afectados resolver la situación de preocupación por la que están atravesando.)".

El Bloque Nacionalista Galego, por su parte, ha mostrado su solidaridad y apoyo a los encerrados en la parroquia de Santiso en A Coruña. Y a través del Grupo Mixto y el 5 de Mayo presentó otra proposición no de Ley en la misma línea que las anteriores. En él se lee: "....las informaciones transmitidas desde el Ministerio de Sanidad resultan, cuanto menos, contradictorias. La decisión de prohibición e incautación se adopta a instancias de la Agencia del Medicamento impulsada, según los afectados, por las multinacionales farmacéuticas, y estuvo precedida de una aparatosa operación policial denominada "Operación Brujo". Sin embargo, a la hora de evaluar las propiedades del Bio-Bac, el Ministerio entra a calificar sus propiedades curativas calificándolo únicamente como inocuo".El texto de esta proposición se distribuye en dos puntos en los que textualmente instan al Gobierno:

  1. "A impulsar urgentemente las gestiones tendentes a alcanzar un acuerdo con los afectados que suponga el levantamiento de la incautación que en este momento afecta al producto Bio-Bac y permita de forma urgente el acceso al mismo de sus antiguos consumidores.".
  2. "A impulsar urgentemente los estudios y ensayos clínicos necesarios que permitan certificar las supuestas propiedades benefactoras para la salud del FR-91, conocido como Bio-Bac, y oficialicen su comercialización."

Los Verdes, por otro lado, han apoyado a los encerrados en Madrid y sus reivindicaciones en una nota hecha pública recientemente en el periódico El País. Haga click aquí.